• La quincuagésima edición de la Barcolana congregó este año a 2.689 barcos y más de 28.000 tripulantes

Decenas de barcos desfilan frente al faro Victoria de Trieste, durante...

Decenas de barcos desfilan frente al faro Victoria de Trieste, durante la Barcolana 2018. Vincenzo Pinto / AFP

Como ocurre desde hace medio siglo, cada segundo domingo de octubre la bahía de Trieste (Italia) acoge la regata más multitudinaria del mundo. La quincuagésima edición de la Barcolanacongregó este año a 2.689 barcos y más de 28.000 tripulantes, un nuevo récord de participación, mientras que 300.000 personas se reunieron en la costa para ver ese masivo desfile de velas que se concentra frente al castillo de Miramar y el faro de la Victoria. Sin duda, una estampa convertida en todo un icono del mundo de la vela.

Organizada desde 1969 por la Società Velica di Barcola e Grignano como una competición amistosa, la fórmula del éxito de la regata es extraordinariamente simple: una única y enorme línea de salida para toda la flota, donde las tripulaciones aficionadas se entremezclan con regatistas profesionales, y un recorrido apto para todos los públicos.

[Foto: Parte de la flota, durante la salida. | A. Garofalo / Reuters]

La salida masiva, bajo la mirada de una Victoria alada que corona el faro que todos los fotógrafos tratan de capturar con sus cámaras, no deja de ser un escollo hasta para los navegantes más experimentados. Como relata Jochen Schümann, tricampeón olímpico, bicampeón de Copa América y ganador de la Barcolana 2012 a bordo del Esimit Europa 2, en el libro Vela: Las regatas más emocionantes y espectaculares del mundo: «Estar en una línea de salida junto con tantísimos barcos es un verdadero desafío e incluso peligroso. Contando además los vientos ligeros, que favorecen a los barcos más pequeños, es una regata complicada». Un hermoso caos.

[Foto: A. Garofalo / Reuters]

En la edición de 2018, el campo de regatas consistió en un cuadrilátero entre boyas de 13 millas, distancia suficiente para que las unidades más rápidas la completaran en una hora. El viento que se asomó por la bahía el domingo pasado fue de unos seis nudos de intensidad con rachas de hasta 15 nudos.

[Foto: Un paso de boya, durante la Barcolana. | A. Garofalo / Reuters]

En el agua convivieron durante unas horas desde veleros pequeños de poco más de 6 metros de eslora a ultramodernos maxis de 30 metros, desde los últimos modelos de serie que ofrece el mercado a trozos de historia flotantes como el buque escuela ‘Amerigo Vespucci‘, pasando por auténticos purasangre de regatas procedentes de diferentes puertos del mundo. La prueba sirvió incluso para el estreno de una embarcación construida por el club náutico triestino para celebrar el 50 aniversario de la regata: se trata del Barcolana 50, un balandro daysailer de 6,20 metros concebido para navegar por el mar Adriático.

[Foto: Vinzenzo Pinto. | AFP]

De las 2.689 embarcaciones participantes, venció el Spirit of Portopiccolo, firmando su tercera victoria consecutiva en Trieste. La tripulación liderada por Furio Benussi cruzó la línea de meta tras 57 minutos y 4 segundos de navegación, dejando por popa al Tempus Fugit,segundo en la general, y al Way of Kife, tercero.

Mitja Gialuz, presidente del Club de Vela de Barcola e Grignano, no ocultó su satisfacción por el éxito de la quincuagésima edición de la prueba: «Una gran fiesta, gracias a Trieste, gracias a todos los navegantes que han hecho esta imagen excepcional del golfo, convirtiendo la ciudad en algo único en el mundo. Fue la Barcolana más hermosa de la historia: más de 2.600 barcos en la salida, un maravilloso día soleado y el espectáculo de las ‘flechas tricolores’ [escuadrón de vuelo acrobático de la Fuerza Aérea Italiana] . Desde un punto de vista deportivo, la regata fue una lucha con dos barcos que se la jugaron hasta la tercera boya. Estoy orgulloso del Club de Vela de Barcola e Grignano, de Trieste en general, y de esta gran pasión marinera que nos une aquí cada año, cada segundo domingo de octubre. Llegar a este registro de participantes es increíble, todas nuestras expectativas han sido superadas».

Web de la regata: http://www.barcolana.it

Fuente: http://www.expansion.com/nauta360/regatas/2018/10/15/5bc4632f46163f339f8b4622.html